El otro día estaba hablando con una persona a la que de verdad aprecio mucho, acerca de lo que es el amor, desde todas las perspectivas habidas y por haber.

Describí el amor como:

Esa sensación casi indescriptible de profundo apendejamiento en el que, personalmente dejo de comer, no me puedo concentrar y finalmente no pienso absolutamente en nada más que en la dichosa persona.

Continúe por decir que el amor personal era más un grado de aceptación que otra cosa, mientras que el amor interpersonal se elegía más de una elección. Rápidamente intentamos buscar un concepto unánime del amor. ¿Entonces, es una elección? ¿O una aceptación?

Acordamos en una aceptación, ya que siempre habrá detalles de las demás personas que nos cuestan aceptar, y no tiene absolutamente nada de malo, supongo que es solo un proceso natural del ser humano. Inconscientemente siempre buscamos algo en las demás personas, pero ¿qué buscamos? Todos buscamos cosas distintas en las personas, pero finalmente, buscamos eso que nos hace falta en nuestras vidas, eso que inconscientemente queremos y necesitamos en nosotros, y tal vez suene egoísta, pero al final, todos lo somos.

Continuamos con la discusión acerca de los distintos tipos de amor hasta llegar a las relaciones poli amorosas, la poligamia, etc. Y como hombres de ciencia, no pudimos estar más de acuerdo que por naturaleza no somos más que animales polígamos, no creo que sea de otra manera.

Y tal vez no comparta la misma ideología con más de la mitad de las personas que leen esto, pero realmente creo que podemos cambiar, y que en los próximos años los humanos tendremos un cambio inimaginable en muchos sentidos, incluyendo la manera de relacionarnos entre nosotros. Ya que las relaciones humanas actuales no resuelven los problemas de un ser humano común y corriente. ¿Que pasa cuando tiene alguna pareja y sientes algo más por alguien más? ¿Que pasa si quieres conocer más gente? ¿Que pasa si incluso quieres tener sexo con esa otra persona? Las relaciones humanas actuales ofrecen solo 2 opciones.

  1. Rechazar lo que pide tu cuerpo.
  2. Engañar a tu pareja.

Y no creo que ninguna de las dos sea la correcta ¿Pero saben que? No debería de ser así, yo creo que debemos escuchar lo que nuestro ser nos pide. Deberíamos disfrutar nuestras vidas al máximo, sin limitaciones, sin vernos restringidos por lo que los demás nos dicen o por ideas inculcadas. Y no me mal entiendan, existe la posibilidad de estar con una persona por periodos ilimitados de tiempo sin sentir la necesidad de estar con alguien más. Tal vez sea la forma más intensa de un amor entre parejas.

Aun que sin duda debemos hacernos a la idea de que las personas con las que estamos no son nuestras. Las personas deciden estar con nosotros y creo que debemos aceptar que todos buscamos algo y sentimos algo por las demás personas, ya sea atracción tanto física como espiritual.

Creo que como Platón, el amor es el impulso que nos lleva a intentar conocer y contemplar la belleza en sí. Pero creo que el amor no comienza con la apariencia física. Sin duda es un tipo de atracción pero no empieza por ahí.

Luego está la belleza espiritual — quien eres, como eres, y de lo que finalmente, a mi parecer, te enamoras —

Y que finalmente en esto consiste el "amor platónico": no en tener un amor inalcanzable, sino en amar a las personas o sus ideas, inteligibles, y sin duda imperfectas.

Evidentemente creo que si estas con tu pareja sentimental, siempre deberías hablar acerca de que es lo que quieren las dos personas. Siempre buscando hacer las cosas mejores para los dos, hablando claro. Creo que podemos conocer más personas y siempre amar "verdaderamente" a una. Por favor, no hagan cosas sin hablar con su pareja. No se trata de esconderle las cosas a las demás personas. Porque como un buen sabio dijo.

Mienteme una vez, y es tu culpa. Mienteme dos veces y la culpa es mia.

Termino por decir que me parece triste pensar que como humanos crecimos en un mundo donde nos obligamos a todo el tiempo a ser personas que no somos o por lo menos no queremos ser.

Pd. Cuestionen siempre las cosas. Los amo.